ALEGRIA

Por Jorge Álvarez

Eso falta en la sociedad. No es reírse como un boludo de las pavadas de la tele.

Es tener un alma alegre. Dispararle a las malas noticias que te envenenan. Es poner la mente en modo tranqui, sin pensar todo el día en lo malo sino en lo bueno. Asi como hay una necrofilia ignata en los seres humanos, perecería haber (en el argentino) una tendencia ignata hacia la mala onda, lo negativo, el triste bajón. 

Es cierto que los medios de comunicación se especializan en esta parte y para nada colaboran con otra forma de sobrellevar la vida, pero algunos les encanta chapotear en el barro de la info deprimente.

Como andas?…le preguntan. Y tirando…contestan. NUNCA RESPONDAS: FELÍZ PORQUE ESTOY VIVITO Y COLEANDO. Disfrutando el sol, un asado, el aire, mi familia.

Termina el año. 

Que te puedo decir.

 No dejes que te coman el coco. Que no sean los medios de desinformación masiva los que manejen tu vida. No creas todo lo que te dicen. Vivimos bajo el paraguas de una enorme manipulación cuyos intereses están puestos en ganar dinero sin importarles que en el camino algunos mueran. Tremendo pero real. Hoy es la supuesta pandemia, antes eran las guerras. El mundo sigue andando

Me defiendo levantando un escudo protector con otra información, divulgando otras verdades, contraponiendo los baldes que te tiran de negatividad con baños de positividad. Contraponiendo las buenas nuevas a las malas nuevas.

La NAVIDAD es para mí la mejor fiesta del año. Pensar que mi madre murió un 24 de diciembre y no la conocí…

curiosamente me dejó una extraña sensación, mezcla de alegre melancolía de saber que siempre quedó conmigo y que existe un cielo con un ser superior que nos escribe nuestra historia.

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top