ARGIROCRACIA: UNA MALA PALABRA

Por Ricardo Luis Mascheroni -docente-

Sin dudas, esta es una muy mala palabra, sobre todo para los gobiernos, países y pueblos que la padecen habitualmente.

Antes del abordaje de su concepto, les digo que la expresión, es un término raro, olvidado, que ni siquiera se encuentra en Wikipedia, pero grafica como pocos, lo que ocurre en muchas partes del mundo, e indudablemente en nuestro país. Es una suerte de pandemia, pero mucho más peligrosa.

No crean que la inventé, para nada, la descubrí en un antiguo libro, de los que suelo leer, que se llama “Tradiciones Peruanas” de Ricardo Palma, escrito hacia mediados del 1800.

Su concepto o significado es lisa y llanamente: “Gobierno y Poder ejercido por los ricos”; le suena conocido?

Algunos conocedores dicen que la ARGIROCRACIA: es una asesina de la solidaridad, que impone valores perversos, como egoísmo y obediencia, y si no los adoptamos, nunca podremos convertirnos en “ciudadanos normales”, para el gusto de los que la llevan adelante.

Como sinónimo, usan Capitalismo, donde unos pocos gobiernan a los más y aquellos compran y venden a todos los que quieren o se les ocurre.

Quienes encarnan esos gobiernos; los ARGIRÓCRATAS determinan a quienes debemos odiar, ya que el odio es fundamental para su desempeño, pero además ordenan sobre todo, nunca atreverse a cuestionar a la autoridad.

Su lema o bandera es la indiferencia frente a las injusticias, y si no actuamos en consecuencia, seguramente tendremos problemas con los que gerencian dicho sistema y ni hablar con su poderoso aparato de control social.

Otro de sus mecanismos de actuación, es que siempre manejan la justicia, que es la que garantiza sus privilegios y a los rebeldes que intentan sacar los pies del plato, se los encierra por atentar contra la seguridad.

Si hace un poco de memoria se acordará del juez Martín Irurzun, el artífice de la doctrina de las prisiones preventivas arbitrarias para exfuncionarios kirchneristas y por su rol de mando en la oficina de escuchas de la Corte Suprema.

Estos no tan nuevos profetas de la moral, en su alianza con los medios de comunicación hegemónicos, te manipulan con sus proclamas falsas y mentirosas, en su afán de anular cualquier voluntad disidente.

Como alguien ha expresado: Antes se perseguía a los que pensaban distinto, hoy se persigue a los que piensan.

Otros más audaces se han atrevido a afirmar que la ARGIROCRACIA es la sepultura y cementerio de la felicidad y la libertad. ¿Será así? ¿Qué les parece?

Algunos adelantados, intuyeron hace más de 150 años, la llegada de los Macri y todo una fauna parecida o de la misma calaña, que se creen los dueños del mundo y los amos de la vida de millones.

Son los nuevos caballos de Atila, que por donde cabalgan nada vuelve a crecer, desparramando odio, mentiras y saqueos sin límites.

Nuestra vida y la de todos, poco importan, ya que los ricos nunca piden permiso y atropellan todo a su paso.

Me parece que lo que está en juego en los próximos tiempos electorales y más allá, no es si gana tal o cual candidato, la verdadera disyuntiva es ARGIROCRACIA O DEMOCRACIA, que en definitiva es lo mismo que PUEBLO O ANTIPUEBLO.

Espero que reflexione en torno a esta mala palabra y tome una decisión comprometida, que sea en defensa propia y no a favor de los argirócratas.

Ricardo Luis Mascheroni  -docente-

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top