Error, active la ejecucion de scripts para visualizar este sitio

 
 
Suprema Orden de los Universos
 
 
 

Cmo nos comportamos ante los misterios y las grandezas que podemos observar en un cielo estrellado? Qu nos dice esa vida universal? Qu se mueve en nosotros o se transforma antes las realidades y revelaciones que el cosmos nos ofrece todo el tiempo? Realmente existe espacio libre en nuestra vida para otras dimensiones superiores? Cmo respondemos a todo eso? Ser que perdemos la reverencia y el arrobamiento por la inmensidad de un cielo nocturno? Por las manifestaciones grandiosas del infinito? O permanecemos indiferentes, hipnotizados y absorbidos por la disritmia de una vida material, ilusoria, sin ni siquiera darnos cuenta de que formamos parte de una Vida nica mayor?

Existe un camino interno que tenemos que descubrir y recorrer, que nos lleva de la vida humana superficial a la vida oculta del Alma, y del Alma hacia la vida ms amplia y profunda del Espritu. Los astros y las dimensiones celestes pueden ayudarnos a encontrar ese camino superior. En realidad, no podemos alcanzar los niveles ms internos de la existencia sin la ayuda silenciosa de esas hermanas estrellas; ni podemos apartarnos de sus presencias, sagradas consciencias csmicas que nos asisten. Tenemos que saber reconocerlas, convivir internamente con ellas, para acoger los impulsos que emanan sus esencias. Solo as podremos penetrar los misterios celestes.

La astronoma, en esta perspectiva, nos puede ayudar a entrar en contacto con lo Absoluto. En el Cosmos estn los modelos de todo lo que fue creado, y la vida interna de las estrellas y de los astros nos puede aproximar a nuestro verdadero origen. Al contemplar de esa forma, con silencio y reverencia, un cielo nocturno, estrellado, podremos sentirnos nuevamente acogidos en el vientre universal de la Creacin. La misma energa astronmica nos da impulsos para que trascendamos su lado material y el de nuestro pequeo mundo, egocntrico y egosta. Sus nmeros, grandezas, proporciones, distancias, manifestaciones, dimensiones y misterios insondables, nos arrancan de lo que es trivial irrisorio y mezquino en nuestras vidas; redimensionan nuestros valores, intereses, conquistas, referencias, actividades y aspiraciones.

Hijos del Cosmos, as podremos llegar a la esencia de lo que el Universo y sus infinitos astros y estrellas, realmente, representan para nosotros hoy. Podremos tambin reconocernos como clulas de esa infinita red que parte del nico, de la esencia del Todo, y se extiende a todas las dimensiones de la Vida Universal; e incluso sentirnos hermanados a una Fraternidad Csmica, que aguarda silenciosamente, dese eones, por este despertar nuestro. Pues somos, verdaderamente, hijos del Cosmos!

Suprema Orden de los Universos

La luz exterior de mil soles no se equipara a la que existe en el interior de un solo tomo. Mil vidas no puede contener la existencia de un nico instante pleno de energa del Espritu. Aprended, oh peregrino! a reconocer la relatividad de la Creacin. Con vestiduras de Luz cruzad el portal, y penetrad el vestbulo que os conducir a la Suprema Orden de los Universos.

(Del libro La Creacin, 48 - Triguerinho)

Esta jornada por el cielo estrellado deber proseguir!

Fuente: https://www.fraterinternacional.org/es/universo-1-suprema-orden-universo/

 
<<Volver
 

 
30Dias
 
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
 
Periódico 30 Días On Line - Publicación Mensual
Diseño web:
  www.30diasonline.com.ar JB Studio