Error, active la ejecucion de scripts para visualizar este sitio

 
 
Armona y equilibrio en la accin
 
 
 

Llegamos a una fase, en la historia de la humanidad, en la que la interaccin entre los ms diversos puntos del planeta se torn instantnea. Por una TV o por una computadora, las personas tienen acceso casi inmediato a lo que pasa en regiones distantes del globo. El tiempo y el espacio se disuelven en una "realidad" virtual, que, dgase de paso, controla de manera subliminar el modo de pensar de la mayora.

Y, si esa interaccin es intensa en el nivel material y concreto, an ms fuerte y contundente se presenta en los niveles sutiles. Cada vez ms las personas perciben en s sentimientos o tendencias que "no les pertenecen". Algunas sienten opresin profunda; otras, un sentimiento repentino de pnico. Hay quien llore amargamente, sin que algo haya ocurrido en su vida para que esto sucediera. Otras son invadidas por el miedo o tomadas por impulsos de desesperacin. Es que la humanidad es una, en cuerpo y alma. Lo que pasa con una parte de este gran cuerpo se refleja en el todo y se comparte en diferentes grados por sus clulas.

El sufrimiento que hoy se abate sobre la Tierra es incalculable. Sin embargo, delante de ese hecho, no podemos dejarnos de preguntar como mitigar tan grande sufrimiento, como contribuir para que este proceso pueda transcurrir con la mayor armona posible. Para eso, es bueno recordar que, a pesar de esa carga negativa, mayor es la ayuda disponible en los niveles espirituales, donde el caos no existe. Mas, por otro lado, el propio hombre deber actuar conscientemente para equilibrar las malas acciones que a lo largo de las pocas engendr. Esta es la forma como podemos contribuir para la armona. Y, si asumimos esta tarea, notaremos transformaciones inmediatas en nuestra vida, con repercusiones benficas planetarias.

Presentamos aqu algunas sugerencias que pueden ser de valioso auxilio: A medida que usted vaya desarrollando la atencin sobre las propias acciones y aprendiendo a controlarlas, observar ms defectos y fallas en su persona. No pierda tiempo analizndolos. Si comete algn desliz, dispngase a no repetirlo y a manifestar lo opuesto. Despus, siga adelante, con decisin. No alimente culpa o resentimiento en s mismo ni en los dems. Entre nosotros no hay culpables, sino aprendices; nos disponemos a aprender cuando nos disponemos a transformarnos. No intente justificarse, ni frente a s mismo, ni frente a los otros. Aprenda con el error y con el acierto, y de inmediato d el paso siguiente.

Colguese con los niveles ms internos de su consciencia. Descubra cmo hacerlo. Todos saben, pues es un conocimiento inherente al ser. Recuerde algn momento de mucha dificultad, en el cual, dirigindose hacia Dios o hacia un poder superior, usted haya suplicado ayuda con sinceridad. El "lugar" en su interior para el cual se dirigi en aquel instante de necesidad extrema es adonde usted debe volver en todo instante en bsqueda de unin con la divinidad. Esta accin silenciosa es profundamente eficaz y transformadora.

Permita que la compasin aflore en su ser. Esto no tiene nada que ver con envolvimientos o demostraciones emocionales. La compasin es la comprensin de la real necesidad del otro, la unin con la esencia de los seres. Es algo para ser vivido y no para ser descripto o discutido.

"No alimente lo que debe morir. No siembre lo que no debe nacer". Su fortaleza ser mayor si usted se rige firmemente por esa ley. Recuerde que lo ms importante es su entera y cristalina adhesin a la Verdad.

Fuente: https://www.fraterinternacional.org/es/armonia-y-equilibrio-en-la-accion/

 
<<Volver
 

 
30Dias
 
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
 
Periódico 30 Días On Line - Publicación Mensual
Diseño web:
  www.30diasonline.com.ar JB Studio