Error, active la ejecucion de scripts para visualizar este sitio

 
 
Frutos de la Cristificación
 
 
 

Primera parte

Y después de muchos esfuerzos, renuncias y sacrificios, verán surgir en el Occidente a los Nuevos Cristos, llenos de un gozo peculiar y bendecido por un gran poder espiritual; ellos serán frutos vivos de la cristificación concedida por el propio Cristo. En ese momento los Nuevos Cristos moverán multitudes y reunirán consciencias para preparar el retorno del Señor. En todo esto no habrá fanatismo ni extrema devoción y, a pesar de que también aparecerán los falsos cristos, los que estén atentos y dispuestos a trascenderse a sí mismos sabrán qué hacer y con quién estar.

Los falsos cristos harán promesas, supuestos milagros, e invocarán el nombre de Mi Hijo, pero, aunque las leyes se muevan y algunos hechos se concreten, esos falsos cristos no podrán apresar el corazón de las personas por más que llamen la atención de las almas. Los Nuevos Cristos llegarán silenciosos y anónimos para desmitificar, dentro y fuera de la Iglesia, todas las causas que llevaron a los hombres a la perdición, como también al debilitamiento de la fe de los creyentes.

La propia Energía Divina en los Nuevos Cristos revelará y moverá de lugar lo que durante siglos se mantuvo oculto a los ojos de millones de personas. Será el momento para que cada uno sostenga la fe interior y la confianza en el único Cristo, nuestro Maestro y Señor. Pero el Universo Espiritual permitirá que todo se manifieste para que finalmente la Iglesia de estos tiempos sea transparente y pura, así como el Padre lo desea. Esa es la razón por la cual el Maestro despertará a los Nuevos Cristos, dentro y fuera de Su Iglesia, a fin de corregir y de solventar los graves desencuentros y hechos vividos por muchos sacerdotes.

Por intermedio del Espíritu Santo, Cristo les concederá a los nuevos y últimos apóstoles Suyos, el impulso interior que necesitarán para llevar adelante la transición de la vieja Iglesia hacia una verdadera y transparente Iglesia que estará unida a la única y resplandeciente Iglesia Celestial.

Todo este movimiento provendrá de los impulsos universales de las poderosas corrientes del Cosmos que estarán descendiendo a la Tierra para corregir varios aspectos negativos de la actual humanidad.

Por eso, antes de que lleguen los Nuevos Cristos que serán enviados por Mi Hijo, que desde ahora sus corazones se limpien y se purifiquen de todo sentimiento maligno, que sus acciones correspondan a los Designios del Padre y que, sobre todo, sus pasos sean dados en dirección a Cristo.

Esto los ayudará a no envolverse con todo lo que se desencadenará en el mundo y especialmente en el universo interno de cada ser.

Los próximos tiempos que llegarán aún no fueron vividos ni experimentados por ninguna otra civilización sobre la superficie de la Tierra. Ustedes son la primera y la última raza que está en transición hacia el nacimiento de una nueva raza. Los Nuevos Cristos llegarán finalmente, a pedido de Cristo, para poner fin a muchos acontecimientos y sobre todo para sembrar la Tierra antes de Su segunda venida. Nadie podrá cambiar lo que está escrito o modificar el acontecimiento que llegará, porque es Voluntad de Dios que la Iglesia de Su Hijo sea purificada y exorcizada antes de que el Maestro y Señor vuelva a poner Sus Pies en ella para disipar las tinieblas.

Segunda parte

Y los Nuevos Cristos, habiendo congregado multitudes tiempo antes del Retorno de Cristo, darán a conocer al mundo el importantísimo valor que tiene la vida esencial de los seres y su profunda relación con el Universo. Ellos incentivarán el despertar de la consciencia en relación al Conocimiento Divino que la propia Fuente de la Creación emanará. Por medio de esos impulsos, los Nuevos Cristos harán que las almas descubran la libertad interior y cuánto cada una de ellas puede unirse a Dios de una forma verdadera y, al mismo tiempo, simple.

Los Nuevos Cristos recuperarán el sentido del Nuevo Testamento y, a pedido de Cristo, revelarán el sentido oculto de cada parte del Evangelio y, sobre todo, de las enseñanzas internas y universales que el propio Maestro Jesús le concedió a la humanidad. Es así que el Nuevo Testamento será renovado y complementado; pero ahora a partir de las enseñanzas que Cristo le está transmitiendo a la humanidad en este tiempo; sabiendo que toda instrucción que emana de la Palabra de Cristo es Sabiduría, Gracia y Misericordia que se propaga rápidamente en el mundo. Los Nuevos Cristos llegarán para sacar a la iglesia de su decadencia sacerdotal y religiosa.

Los Nuevos Cristos serán enviados ante importantes consejos mundiales, no para predicar ni con la intención de convertir, sino para revelar la esencia del verdadero propósito para los diferentes pueblos, así como para las diferentes naciones. Será un momento importante porque las naciones del mundo tendrán la última oportunidad de alinearse con lo Divino y de corregir sus superfluas acciones.

Los Nuevos Cristos traerán dentro de sí la Presencia Crística, un Fuego Espiritual y Divino muy semejante al Espíritu Santo y con un poder de transformación desconocido por todos. Será este Fuego Crístico del Maestro del Amor, el que removerá todos los hechos sucedidos y dejará en evidencia lo que permaneció oculto durante décadas. En ese momento, la fe en los corazones deberá estar fortalecida para no involucrarse ni envolverse con los desencuentros de las naciones, de los pueblos y hasta de la propia Iglesia.

Los Nuevos Cristos serán la base interior y silenciosa para que el último representante del Apóstol Pedro, el que estará presente en los días finales, defina el curso de la última parte de la Iglesia y, así, defina a todos los que en ella habitan. En los próximos tiempos los Nuevos Cristos irán apareciendo y habrá algo inquebrantable que los unirá y que nadie podrá destruir que es la Hermandad, una Hermandad que no es de este planeta y que impulsará a los cambios de la vida y de la Tierra, en todos los sentidos.

A través de los Nuevos Cristos actuarán Leyes espirituales y divinas que, por intermedio del Cosmos, descenderán como una potente Luz sobre el mundo y su humanidad para iluminar lo que está oscuro. Por eso, todo se purificará; sus vidas deberán estar purificadas por la Gracia Divina para que ustedes, junto a los Nuevos Cristos, también aprendan a vivir la Ley, y a no salir más de ella, haciéndola parte de la vida y del camino espiritual.

Todo eso ayudará muchísimo a la actual humanidad, para que finalmente abandone el camino de la perdición e ingrese en el camino del Amor y de la Luz. ¡Les agradezco por responder a Mi llamado! Los bendice, Vuestra Madre María, Rosa de la Paz.

Fe de Erratas: En el título de la nota en la edición anterior, donde decía "Evocación de la Conciencia Escénica en la Cura de la Humanidad" debió decir "Evocación de la Conciencia Esénica en la Cura de la Humanidad".

Fuente: https://mensajerosdivinos.org/es/mensaje-de-la-virgen-maria/viernes-25-de-mayo-de-2018-0

 
<<Volver
 

 
30Dias
 
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
 
Periódico 30 Días On Line - Publicación Mensual
Diseño web:
  www.30diasonline.com.ar JB Studio