Error, active la ejecucion de scripts para visualizar este sitio

 
 
De técnica somos
 
 
 

Estar aquí, acompañando uno de los momentos más delicados en la formación de la persona, es tener la posibilidad de hacer que el adolescente que deja de ser niño vuelva a tener las manos con tierra, de que sienta la alegría de prender su propio fuego, encender y apagar luces a distancia, armar, desarmar y hacer andar aparatos, sentir el frío brillo de los metales y la calidez dura de la madera.

Con la guía del maestro dedicado comprende que está vivenciando el ancestral comienzo de las destrezas del hombre: transformar con sus propias manos la materia en piezas propias, útiles y únicas; se organiza, se concentra, hace de cualquier objeto el contenedor de una posible obra de arte, reconoce su capacidad creativa y su pensamiento cobra altura y profundidad.

Mira la maravilla de su modelo corporizado, lo contempla, lo sopesa; aprendió a manipular las herramientas primigenias: moldeando, midiendo, ajustando, escuchando los sonidos rítmicos y armoniosos del trabajo en equipo; aprende a sacar el alma oculta en esos materiales; lo muestra con orgullo y lo lleva a su casa como la prueba irrefutable de su primera realización tangible del futuro Técnico que se avecina.

De los oficios elegidos por los hombres y mujeres de estas latitudes, pocos quedan sobreviviendo porque los artificios de inmovilización, promovidos y difundidos por los mediocres de siempre, están cumpliendo su misión de desterrar la convicción de que sólo compartiendo buenos ejemplos, técnicas y saberes nos desarrollamos como humanos, crecemos y hacemos crecer equitativamente nuestra sociedad.

Tratamos de rescatar del olvido la sabiduría de los primeros americanos que consideraban sagrada la naturaleza como absurdo el concepto de propiedad y nos esforzamos para comprender, desde nuestro lugar, el origen de las necesidades y carencias de los jóvenes que reciben modelos prefabricados, falsos, grotescos, dañinos y violentos.

Tenemos la convicción de que una de las principales posibilidades de revertir el estado de indiferencia general es la paciente tarea de transmitir valores a las conciencias de nuestros alumnos; sabemos que esto contribuirá, no solo a formar bien al hombre que viene sino también, ellos mismos transmitirán sus hallazgos a sus entornos, y algo de todo esto a su vez, ayudará a mejorar lo más endeble de nuestra realidad.

Una posición clara del maestro de enseñanza técnica puede hacerlo: el mundo no ha sido hecho sólo para los competidores. La vida no es un bien exclusivo sólo para el que pueda comprarlo... Las cosas esenciales siguen sin tener precio.

Porque estamos hechos de técnicas: rejunte de piezas adheridas por las inclemencias de los tiempos transcurridos, la acerada dureza de los acontecimientos, la ligazón a los principios de nuestros abuelos, no podemos ni debemos decepcionar a los que una vez soñaron un mundo mejor.

Porque es bueno celebrar los lugares por donde pasa la vida; los ciclos físicos con los que estamos íntimamente relacionados durante nuestra existencia; poder pulir nuestra alma hasta dejarla brillante; aprender a reciclar nuestro espíritu cansado, tener la posibilidad de hacer que la materia se encuentre con el intelecto y que de eso salgan máquinas para laborar honradamente los campos, los ríos, los mares y los cielos.

Cuando estamos con nuestros alumnos tenemos la irrepetible oportunidad de desencadenar en ellos el interés por el descubrimiento, la admiración por los logros del hombre y el respeto por todas las vidas. Una forma incomparable de ganarnos cada día el derecho a ser llamados por ellos ¡Profe!... y saber que lo tenemos merecido por estar contribuyendo a forjar un buen profesional humano, un país que los valore y? sobre todo, porque pocas cosas hay tan bellas para ver sobre estas tierras santafesinas, como el cansancio esperanzado en el rostro de un padre obrero, que espera ilusionado a su hijo a la salida de una Escuela Técnica.

 
<<Volver
 

 
30Dias
 
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
 
Periódico 30 Días On Line - Publicación Mensual
Diseño web:
  www.30diasonline.com.ar JB Studio