Error, active la ejecucion de scripts para visualizar este sitio

 
 
Lo que no te han contado
 
 
 

El elemento químico número 9 de la tabla periódica, llamado comúnmente flúor y representado por la letra F, ha sido impulsado frecuentemente como uno de los compuestos más indispensables en nuestra higiene bucal.

Conocido también por ser uno de los elementos que supuestamente ayudan a potabilizar el agua, el flúor se ha retratado como un compuesto beneficioso para el ser humano.

Sin embargo, el acto de investigar mínimamente sobre este compuesto, enturbia las aguas más cristalinas, haciendo que hasta los más escépticos, pongan cara de preocupación frente al espejo mientras se cepillan los dientes.

¿Qué es realmente el flúor? Según su definición, el flúor es un gas a temperatura ambiente, de color amarillento y altamente corrosivo. Su primera aparición en el comercio fue ni más ni menos que para ser un elemento fundamental en la creación de la bomba atómica del Proyecto Manhattan, y se presenta como un compuesto que debe ser manejado con grandes medidas de seguridad, debido a su potencial tóxico, corrosivo e irritante.

Lo que se les olvido contarnos

Existen una serie de datos, totalmente contrastables y a la vez sorprendentes, que irremediablemente nos llevan a cuestionarnos su "uso beneficioso" para el ser humano:

El flúor es un residuo de la industria del aluminio, explosivos o fertilizantes entre otros. Los métodos para desechar el flúor eran bastante costosos e incómodos antes de comenzar a utilizarse como uso cotidiano.

Considerado como residuo tóxico, encontró su gran "utilidad" después de un dudoso estudio que afirmaba sus grandes propiedades contra la caries, pasando directamente a desecharse en los grifos de agua corriente.

Lo primero que hizo Hitler al apoderarse de Austria fue introducir en el agua de la red general grandes cantidades de flúor. Este acto lo realizó después de demostrarse que en altas dosis provocaba sedación mental, pasividad y pérdida de la voluntad.

Actualmente el flúor es utilizado por la farmacia como antiansiolítico o antidepresivo, tales como el diazepam o prozac.

Descrito entre los componentes como fluoxetina, tiene efectos en el ser humano, como tener un carácter más dócil y menos crítico. En casi toda Europa se prohíbe la fluoración del agua. Alemania y Bélgica cuentan con una legislación que prohíbe el flúor incluso en productos de higiene dental y agua potable. En Estados Unidos se sigue fluorando el agua desde hace 45 años, a pesar de las advertencias de diversas asociaciones.

Investigadores austriacos verificaron en 1970 que incluso 1 ppm (1 parte por millón equivale a 1 mg/l) de concentración de flúor puede provocar hasta un 50% de daño en las enzimas del ADN que se encargan de reparar las células, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

Cuando el flúor es transportado en envases u otros lugares de almacenamiento debe ser etiquetado con la calavera que indica contenido venenoso. Los trabajadores que manipulan ésta sustancia química, utilizan ropa y medidas de seguridad aislantes, como trajes, guantes o máscaras.

Un estudio realizado a más de 60 pacientes publicado en la edición de enero de la revista de medicina nuclear de comunicaciones, relaciona y culpa al flúor de enfermedades como la calcificación de las arterias. Más de 24 estudios han concluido por unanimidad que el flúor tiene un impacto negativo en la función cognitiva.

Más de 100 estudios en animales relacionan al flúor con un aumento en la infertilidad masculina. El consumo periódico de flúor durante el embarazo, produce según estudios de Neurotoxicología y Teratología, trastornos del aprendizaje, déficit atencional y desórdenes de la conducta.

El flúor es en un 90%, el principal componente del veneno para ratas, según datos de la EPA (Agencia de Protección del Medioambiente). Investigaciones chinas han demostrado que los niveles de fluoruro en el agua potable de 3-11 ppm (partes por millón) afectan el sistema nervioso.

Refrescos como la Coca-cola o Pepsi, pastas dentífricas, enjuagues bucales, suplementos dietéticos o comida procesada están expuestos al flúor.

Fuente: http://www.lahumanidadperdida.com/fluor-lo-que-no-te-han-contado/?fbclid=IwAR3cQRbm88DO2lNDEVtOrqGApCrkac_Z40HPagmMUSxAYCApDC1TuCIYGRE

 
<<Volver
 

 
30Dias
 
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
30Dias
 
Periódico 30 Días On Line - Publicación Mensual
Diseño web:
  www.30diasonline.com.ar JB Studio