AYER HUBIERA CUMPLIDO AÑOS EL MARAVILLOSO DOCTOR HAMER

Ivan Illich, sin argumentos científíficos sólidos pero con una buena dosis de sentido común, le hizo ver por primera vez a la humanidad que la medicalización o patologización causan más daño que beneficio, de hecho, el término IATROGENIA era “ignorado” en los recintos hospitalarios por los pacientes y familiares, es decir, cientos de miles de individuos morían en los hospitales sin que sus familiares sepan de que esos decesos bien podrían ser a causa de una atención “legítima”. Es gracias a Ivan Illich y a la divulgación de ese término, que la gente común tiene cierta noción de que el sistema sanitario por sí mismo, no garantiza la salud de los pacientes de ninguna forma.

Menudo cambio que propició.

Uno de los grandes errores del sistema sanitario (basado en la evidencia científica y que hoy mismo y sin lugar a dudas, es el “hegemónico”) es haber permitido una dependencia tal de la industria farmacéutica, que a estas alturas, la gente no sabe ya la diferencia entre una y otra, ya que los enfermos toman un conjunto de pastillas para “curarse” de su enfermedades sin saber verdaderamente la causa de sus males, es decir, que los médicos se han rendido ante la presión comercial y a causa de los protocolos médicos inhumanos impuestos por el establishment (es decir, por los grupos de poder, que son una suerte de sistema empresarial y control social, a la vez)

Los médicos en su mayoría son ahora decididos agentes del sistema que ven en su profesión, una oportunidad para obtener pingües ganancias.

Pero la salud de sus pacientes, queda relegada a un segundo plano.

En este contexto, el descubrimiento de las 5 leyes biológicas de la naturaleza (que son parte de la Ciencia Curativa Germánica o Germanische Heilkunde) es lo mejor que le ha pasado a la humanidad. Aquellos seres humanos que han entendido esta notable falta ética en el sistema médico sanitario, requieren entender urgentemente este conocimiento natural. Aquellos que ya lo entienden (y lo ponen en práctica) saben perfectamente en qué consiste la salud o la enfermedad, y ya no se dejan manipular por el sistema ni su propaganda.

¡Han adquirido la independencia respecto a su salud!

En este día tan especial, recordamos con mucha emoción y agradecimiento al científico y benefactor de la humanidad, Dr. en Medicina y Mag. en Teología Ryke Geerd Hamer (para sus amigos, Geerd), por todo lo que hizo en pro de la salud pero sobre todo, en favor de la LIBERTAD del género humano.

¡Gracias por tanto amor, Dr. Hamer!

COPIADO EL MURO DE ARMENIO ODÍN.

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top