CRIMEA Y UCRANIA

Por Mario Rubén Sosa

Una región con eternos conflictos

Los que gustan de la historia, sabrán que en una guerra se produjo el poético acontecimiento que se denomina: “La Carga de la Caballería Ligera”. Este hecho fue inspirador en varias películas, pero en realidad…, cierto es que esta contienda bélica: La Guerra de Crimea (1865 a 1870)…, de poética no tuvo absolutamente nada.

En los primeros días del conflicto, lucharon ferozmente las Flotas Turca y Rusas en la Batalla naval de Sinope. Lo cierto es que los turcos poco pudieron hacer ante los navíos rusos, siendo este gran enfrentamiento naval un verdadero desastre para los otomanos. La derrota turca motivo la entrada en el conflicto de Francia y el Reino Unido aliándose con el ya débil Imperio Otomano.

El ataque efectuado por la caballería británica contra las posiciones de artillería rusa de Balaclava , fue un cúmulo de errores que terminaron en una matanza…, siendo el hecho que mas se recuerda de esta guerra.

Pero la batalla mas importante que se perdió fue contra el cólera y el tifus pues miles de soldados entregaron sus vidas a consecuencia de ello sin siquiera combatir, surgiendo entre toda esta inútil destrucción humana, la figura de Florencia Nigthingale, una mujer italiana radicada en las islas británicas a la cual llamaban los propios y enemigos “la Dama de la linterna” (la primera enfermera profesional), que salía a recorrer los campos de la muerte para buscar sobrevivientes heridos y darles humana atención (sin importarle de que bando fuesen).

En esta Guerra los rusos se enfrentaron a los ejércitos aliados británicos, franceses y turcos que bregaban por el control de la península de Crimea, la que históricamente fue rusa. Intereses comerciales expansionistas de uno y otro lado, empujaron a la guerra a estas potencias. Rusia pretendía expandirse por sobre el Imperio otomano (Turquía), y los británicos y franceses querían tener influencia económica sobre la estratégica región de Crimea. En este enfrentamiento nadie era el bueno ni el malo pues jamás se escondieron los motivos de esta brutal guerra…, la que termino siendo perdida por el Imperio Ruso, que entrega el control de la zona a las potencias europeas centrales.

Esta historia es mucha introducción para explicar el porqué de la situación actual de la Península de Crimea, situación que tensa la relación entre la Federación Rusa (que la anexo a su territorio de echo) y Estados Unidos (que apoya a Ucrania). Rusia pone sus propias reglas, Ucrania no sabe qué hacer ante el desmenbramiento de su territorio nacional, Estados Unidos no quiere perder un aliado importante.

Los nazis en la Segunda Guerra Mundial-, trataron de apoderarse de esa región llevando hasta Sebastopol una enorme arma de Fuego llamada “Gran Bertha” (un colosal cañón), para intimidar psicológicamente a sus defensores…, todos soldados rusos. Cabe mencionar que gran parte de las tropas alemanas estaba conformada por batallones de ucranianos, y la mayoría de los guardias de los infames campos de concentración en la región eran ucranianos (muchos de ellos considerados criminales de Guerra). Aún quedan heridas de esa guerra…, las que afloran en este momento.

Moscú -con marcada prepotencia-, forzó un referendo en la región para quedarse con la Península, un poco porque antiguamente fue rusa, y otro poco por sus necesidades económicas y estratégicas. Los ciudadanos de Crimea ruso-parlantes (unos 2 millones de almas), anhelaban ser rusos en vez de ucranianos (por conveniencia económica mas que por patriotismo). La Federación Rusa se aprovechó de la débil situación socio-política ucraniana (similar a la de Venezuela) utilizando como argumento un plebiscito, el que Estados Unidos no podría considerar como anti-democrático.

El primer Ministro Ruso busca apoyo para su causa que es: transformar a Rusia en una gran potencia (como lo fue durante los Zares). Vladimir Putin sabe que no tiene forma de enfrentar el poderío económico estadounidense (La Unión Soviética fracasó en el intento). Estados Unidos no sabe cómo frenar estos nuevos impulsos rusos poniéndose del lado de Ucrania. Sin embrago algo bueno ocurrió en momentos de tensión…, Ucrania replegó sus fuerzas militares luego del referendo en la Península de Crimea. ¿Fué acaso un paso atras?…, puede que para Estados Unidos si…, pero no necesariamente es un paso adelante para el Kremlin porque tendrá que disponer de mucho dinero para mantener económicamente a la Región…, ¡y no lo tiene!.

Seguramente Rusia invertirá dinero (si es que lo encuentra) en redirigir sus líneas ferroviarias hacia Crimea para reactivar el comercio en la zona de conflicto imponiendo sus reglas. Mientras tanto rige el alerta DEFCON 3 en la OTAN y Estados Unidos.

Ucrania movilizó a la reserva de combate para destruir a los separatistas rusos dentro de lo que queda de su territorio…, lo que pocos saben es que este País cuenta con un gran ejercito que no se dejará intimidar por la Federación Rusa, sabiéndose también del fuerte apoyo que seguramente recibirá de Europa Comunitaria y Estados Unidos.

Desde el Siglo XVIII la región no cesa de tener conflictos y guerras, pues fue un escenario importante en la guerra mencionada al principio, la Guerra Ruso-Japonesa, guerras internas en Rusia, la Revolución de 1917, la Segunda Guerra Mundial… y ahora este conflicto que espero sea solo de carácter económico-diplomático y no pase a mayores.

Pasarle el plumero al temido “Botón Rojo” de la (¿finalizada?) Guerra Fría, puede ser de Alto riesgo.

Mario Ruben Sosa

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top