CUARENTENA MEDIATICA

Por Jorge Álvarez

La llegada de visita de mi hijo que vive en Hawaii, hacía tres años que no lo veía y la venida con el nuevo nieto para que lo conociéramos, a quien yo llamo Kmakawiwo en recuerdo a un cantante hawaiano muy conocido, hizo que me concentrara en atenderlos a ellos y me olvidara del resto.

Lo primero que hice fue decretar una “cuarentena” mediática y dejar de leer los diarios, escuchar radio y sobre todo, dejar de ver televisión, exceptuando deportes y documentales y esta fue la mejor terapia elegida porque al dejar de meter contaminación mediática se entra en una calma, una especie de nirvana muy cautivante. Volvés a la realidad que te rodea, percibís las personas y sucesos que son afines de otra manera, es como tomar una purga mental que te limpia la cabeza y reconoces el ruido con que vivías creyendo que eso era normal…y justamente eso es lo que estresa a la gente, que no se da cuenta en el torbellino de informaciones en que vive sumergida y lo que le provoca (sin darse cuenta y ser consciente).

La cuarentena mediática que me dicté, fue lo mejor que hice para dedicarme a mi nuevo nieto, mi nuera norteamericana y mi hijo a quienes no veía hacía tiempo.

Ojalá muchos busquen un pretexto similar para hacer lo mismo porque les aseguro que es una terapia extraordinaria, barata y de excelentes resultados.

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top