EL CARPINCHO REVOLUCIONARIO

Por Jorge Álvarez

Cuando creamos a Tincho Carpincho no pensábamos que iba a comandar la “revolución de Nordelta”. No imaginamos que los carapálidas iban a avanzar sobre los humedales, el hábitat del roedor más grande de Sudamérica. No creíamos que los negocios inmobiliarios serían más poderosos que la conservación de una especie. ¡Pero bastó que un perrito cheto atacara un carpincho y éste respondiera igual, para que estallara el kilombo! 

Y los que eran niños y hoy son grandes, se acordaron de aquel personaje que naciera en Canal 13 de Santa Fe, cuando decidimos, a partir de la leyenda india del carpincho gigante, hacer una campaña solidaria llamada “Abrigue a un niño con Tincho Carpincho”.

Debido a la repercusión que tuvo aquello, Marquitos Bobbio director del canal, nos sugirió que lo corriéramos de La tierra y su gente e hiciéramos un programa exclusivo para niños que se llamó “Las aventuras de Tincho Carpincho”.

Pensábamos en la familia, en una identidad propia, en inculcar valores, amor a la naturaleza, defender la ecología y el medio ambiente. Inventamos historias, grabábamos en exteriores, cuatro chicos y un abuelo eran los compañeros de andanzas del carpincho y así fue creciendo la figura de este inolvidable personaje que cada tanto aparece en el recuerdo de los santafesinos y entrerrianos.

En un mundo donde los chicos están sumergidos en el celular, la tablet, la computadora, donde lo foráneo se apropió de sus cabezas, donde la falta de identidad propia y la mediocridad campea en las propuestas infantiles, las historias y recuerdos del Tincho vuelven a aparecer. 

Hoy sería una lucha despareja (creo). ¿Como competir desde la isla contra una nave espacial que dispara rayos? Como atraer desde una canoa en el río por sobre youtubers, tik tok, ¿mensajes de texto o fotos en instagram? 

Aun así, hay algunos que nos siguen pidiendo “que vuelva Tincho”…y nosotros seguimos pensando.

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top